Wednesday, April 19, 2017

The most important calling

El llamamiento mas importante es el de ser mamá.                                                                                                      Cuando  acepte el llamamiento de ser mama me olvide que no es un llamamiento fácil y que es un llamamiento divino. Que hay una promesa muy importante que si pongo mi confianza en Dios el me tomaria de la mano y me guiaria. Hoy regreso a trabajar despues de casi 4 meses de estar con mis pequeñitos en casa especialmente mi pequeñito Ryder que tiene 13 semanas. Que bendicion y privilegio es poder servir a  nuestros hijos. Las circunstancias de cada mamá es muy diferente pero tratamos de hacer lo mejor para nuestras familias. Mi Plato esta lleno de responsabilidades la mas importante es con Dios, con mi familia, mis padres, mi llamamiento en la Iglesia y mi trabajo. Hay algo muy importante de esta experiencia terrenal. He podido encontrar respuesta en las escrituras y escuchado el consejo en los  lideres de la Iglesia que me ha ayudado a recordar y seguir adelante no importando los desafios que se vengan. Primero es tener un espiritu de gratitud por las abundantes bendiciones que tenemos.  Una  de las bendiciones mas importantes es el sacrificio de Nuestro Salvador. En Mosiah dice " 17 Y he aquí, os digo estas cosas para que aprendáis sabiduría; para que sepáis que cuando os halláis al servicio de vuestros semejantes, solo estáis al servicio de vuestro Dios. "Podemos empezar a servir a nuestra familia primero. Cuando acepte mi llamamiento de servir en la Iglesia  pense mucho el porque se me daba este llamamiento y no me sentia capaz de poder servir a las hermanas de mi Barrio. Es cuando recibi una bendicion que cuando el Señor te llama por tu nombre para servir el Te calcifica para Servir. Y de esta misma manera me siento al servir a mis hijos con este importante llamamiento de ser mama. El Presidente Mondon nos recuerda la promesa del Señor: “Y quienes os reciban, allí estaré yo también, porque iré delante de vuestra faz. Estaré a vuestra diestra y a vuestra siniestra, y mi Espíritu estará en vuestro corazón, y mis ángeles alrededor de vosotros, para sosteneros” (D. y C. 84:88).  Aveces el título de ser mamá es tan difícil especialmente cuando tienes el peso de tantas responsabilidades. Cuando sientes que tu paciencia se va acabar o cuando hay falta de sueño y estrés por cosas que no tienen importancia. Pero al tratar de encontrar más de estos momentos mágicos, se me derrite el corazón y las lágrimas se me salen de pensar que mi Padre Celestial me ama tanto que me ha confiado cuidar y amar a estos pequeñitos. Que privilegio es ser su mamá y notar más los momentos felices que pasamos juntos y ver con los ojos de un Padre Celestial amoroso realmente quienes son y los dones especiales que poseen y lo que pueden llegar a ser. Como cuando los besos, abrazos y ayuda de los hermanos mayores sobran para baby Ryder, como cuando papá llega del trabajo y es tiempo de jugar a lucha libre o cuando nos arrodillamos en la noche y uno de ellos comparte una dulce oración. Tambien acordarme de la reverencia que Jaredcito pone al pasar la santa cena, o cuando Isaac viene en las noches  a leer un libro a su hermanita que no puede dormir y Belle me dice que suerte tener una mamá Peruana que le cocine rico. Esos son los momentos que debo enfocarme y recordar más a menudo. ••Sometimes what comes with the title of being a mom can be so hard, especially when you carry the weight of so many responsibilities. When you feel that your patience is going to end, when there is lack of sleep, or stress about things that really aren't that important. My ❤️melts to think that my Heavenly Father loves me so much that he has entrusted me to care and love these little ones. What a privilege is to be their mom. I want to notice more of the happy moments that we spend together and to see them with the eyes of a loving #PRINCEofPEACE and see them as who they truly are, see the special gifts they possess, and what they can become. I want to notice more hugs and kisses that they give to baby Ryder or when one of our kids share a sweet prayer. When Belle says how lucky she is to have a Peruvian mom that cooks yummy food. When Jared passes the sacrament or when Isaac comes and read a book to his sister at night. Those are the magical moments that I want to notice the most. 

No comments: